Últimas noticias

Crónicas de un piloto a sueldo

Anuncios
DAVID MATEO CANO.

Después de una época de intenso trabajo y con el fin de despejar la mente y distensionar el cuerpo, decidí tomarme unas vacaciones recorriendo Irlanda. Siempre me han apasionado los castillos, de modo que me organicé rutas con el fin de ver los más emblemáticos, así como los lugares que consideré más atractivos en base a diferentes referencias turísticas. Durante dos semanas me recorrí gran parte de la geografía irlandesa: he de decir, en honor a la verdad, que algunos lugares me parecieron excepcionales, sin embargo otros me defraudaron profundamente, pero en general el viaje me estaba resultando más que satisfactorio.

Para cerrar el mismo decidí probar suerte y llamar a mi gran amigo y aventurero Zacaría O´Hara, por si se encontraba en su Dublín natal. Para mi sorpresa, me contestó afirmativamente, aunque me comentó que al día siguiente saldría para Ciudad del Cabo. Por lo visto había quedado para cenar con un piloto amigo suyo, pero aun así me instó a que me uniera a ellos en su casa. Sin pensármelo dos veces acepté encantado.

Cuatro horas después me presenté en su coqueta residencia a las afueras de la urbe. Después de reencontrarme con él y darle un fuerte abrazo, me di cuenta de que había cambiado físicamente: estaba bastante moreno, cosa rara en un tipo tan pálido como él, y además también le vi más fornido de lo habitual. Ambas circunstancias se las hice saber: según me dijo, el tono de piel se debía al desierto australiano, en el cual había pasado los últimos cuatro meses; y en cuanto al fortalecimiento físico, lo había conseguido a través de un exhaustivo entrenamiento que estaba llevando a cabo por mero capricho personal.

Acto seguido, pasó a presentarme a su amigo, un piloto centroeuropeo de nombre Ákos. Contrastaba mucho su carácter retraído si lo comparábamos con el mío y con el de Zacaría, sin embargo parecía un tipo muy afable. No hablaba de más, pero cuando le preguntábamos algo contestaba de forma directa; curiosamente a pesar de su discreción poco a poco se fue convirtiendo en el foco central de la velada. Por lo visto conocía a mi amigo porque fue piloto suyo en varias expediciones: según me dio a entender Zacaría, no rehuía el peligro y además cumplía profesionalmente con todo aquello que se le encargaba.

Mi amigo irlandés, conmigo como testigo, le reclamó para que le llevara a finales de año al Ártico, ya que debía cubrir un reportaje para una prestigiosa revista. Ákos educadamente rehusó el ofrecimiento, puesto que le hizo saber que tenía trabajo durante una buena temporada. Metiéndome de por medio en la conversación quise saber de qué trabajo se trataba, entonces nos relató que llevaba un tiempo haciendo una sencilla pero a la vez bastante lucrativa labor que consistía simplemente en volar durante unas horas al día de un punto a otro que le marcaban; eso sí, bromeó diciendo que parecía más un conductor de autobús que un piloto.

O´Hara indagó más en el asunto, entonces el piloto le respondió que únicamente había de seguir una ruta y los aviones se encargaban de disipar los aerosoles por sí solos en base a una programación prediseñada a través de coordenadas. Quisimos saber a qué se refería con eso de los aerosoles, entonces nos relató que fumigaba la atmósfera vertiendo metales pesados tales como yoduro de plata, aluminio, cadmio o estroncio entre otros. Todas estas sustancias eran repartidas por medio de estelas químicas que dejaban un rastro parecido al de las estelas de condensación, pero que evidentemente nada tenían que ver con éstas, ya que las primeras son inofensivas y tan solo son visibles en el cielo unos cuantos segundos, mientras que las otras perduran en el tiempo incluso desaparecido el avión. Por lo visto lo que se consigue con esto es disipar las nubes naturales para impedir que llueva a la vez que aumenta la temperatura. De esa manera se crean sequías prolongadas que atormentan a la población haciéndola pasar penurias, pero por el contrario es un negocio redondo para quien genera este desastre debido a que tiene a poblaciones enteras a su merced.

Según nos dijo, existen repartidas por el mundo múltiples patentes de modificación climática que prestan sus servicios como cualquier otra empresa: pueden actuar mediante ionización negativa de la atmósfera (creando lluvias) o bien mediante ionización positiva (generando escasez de lluvia).

Historias increíbles es una sección literaria: los textos publicados en ella son pura ficción, y por lo tanto cualquier posible parecido con la realidad es mera coincidencia.

PDF.

AMo Ruiz Administrador fincaas

Últimas

¿Info qué?… ‘Infoxicación’

Vivimos en una época en la que la información...

La Administración registra 1.739 hechos de odio frente a las 57.000 agresiones denunciadas por personas LGTBI+ desde 2019

FELGTBI+. Según un informe de la Federación Estatal LGTBI+ presentado...

Ocho niñas y niños de Villaverde y Usera competirán en tenis de mesa en las Escoladas 2024

MADRID CTM. Cuatro niñas y cuatro niños de los distritos...

Prorrogado el programa municipal para prevenir la adicción a los juegos de azar en adolescentes y jóvenes

PRENSA AYTO. El nuevo contrato, con una duración de tres...

Más noticias

¿Info qué?… ‘Infoxicación’

Vivimos en una época en la que la información...

La Administración registra 1.739 hechos de odio frente a las 57.000 agresiones denunciadas por personas LGTBI+ desde 2019

FELGTBI+. Según un informe de la Federación Estatal LGTBI+ presentado...

Ocho niñas y niños de Villaverde y Usera competirán en tenis de mesa en las Escoladas 2024

MADRID CTM. Cuatro niñas y cuatro niños de los distritos...

Prorrogado el programa municipal para prevenir la adicción a los juegos de azar en adolescentes y jóvenes

PRENSA AYTO. El nuevo contrato, con una duración de tres...