Últimas noticias

Regreso a una ‘zona olvidada’ del Distrito

Anuncios

Hace poco más de un año visitábamos los alrededores de los números 35 y 37 de la calle de San Agapito para constatar su deterioro. Hoy están peor aún

Hace poco más de un año, en el número de junio de 2021, visitábamos a invitación de algunas de sus vecinas lo que definíamos como una de esas “zonas olvidadas” por los servicios municipales de nuestro distrito. “Zonas cuyos vecinos pagan los mismos impuestos que el resto y ven con tristeza que pasan los días y su entorno inmediato continúa igual de descuidado y en no pocas ocasiones crecientemente peligroso e insalubre”, escribíamos. Se trataba de los alrededores de los números 35 y 37 de la calle de San Agapito (Villaverde Bajo), y las vecinas confesaban haber recurrido “a todo para que las autoridades competentes se concienciaran del problema y de esta situación, con resultado cero”.

alrededores de los números 35 y 37 de la calle de San Agapito para constatar su deterioro.

Pues bien, más de un año después la situación no solo no se ha solucionado, sino que ha empeorado notablemente. La mala vegetación descontrolada, la suciedad, las ramas de los árboles que amenazan ventanas y rompen tejados, a lo que se suman los excrementos de animales, las plagas y más suciedad, fenómenos atraídos por el deterioro de la zona. El problema de salud pública está servido, además de la amargura y frustración del vecindario.

San Agapito deterioro

Una de las vecinas nos resume el estado actual del problema: “Lamentablemente, tengo que decir que tras muchos intentos de que el Ayuntamiento y la Junta Municipal reaccionen y pasen a limpiar la zona, no lo hacen. Y claro, la cosa cada vez va a más: aparte de la suciedad debida a los excrementos de animales y al incivismo de la gente, que favorece que haya todo tipo de bichos (ratones, culebras, insectos, hormigueros, etc.), además tenemos el gran problema de los árboles, que están afectando gravemente a los tejados de las casas y se nos están metiendo en las viviendas. Nos hemos visto obligados a hacer derramas para poder arreglar las tejas, puesto que se caen debido a que los árboles sobrepasan los tejados. La comunidad está arruinada, no tenemos ni un duro, y nos sentimos francamente ninguneados, porque por muchos avisos que demos nadie se hace cargo de esta situación. Eso por no hablar de que existen ya puntos de droga, etc. La suciedad llama a la suciedad, y el deterioro tiene también como consecuencia que gente indeseable acuda a la zona”. Por todo esto, el vecindario pide “que por favor pasen a limpiar, ya que la excusa que nos pone el Ayuntamiento de que es una zona privada es una falacia absoluta. Nosotros pagamos nuestros impuestos exactamente igual que los demás, y además existen precedentes tanto de la poda como de la limpieza; se ha hecho antes y debe hacerse de nuevo”.

San Agapito deterioro

Otra de las vecinas, que vive en un bajo, se muestra totalmente de acuerdo con lo dicho: “Esto es ya insufrible. Estás cocinando y ves que pasa un perro, hace su caquita, les dices ‘Oye, haz el favor de quitarlo’, y te ponen pretextos: ‘Pues si quieres vivir aquí y no quieres que pasemos, lo vallas’. O sea, que esto ya está generando enfrentamientos con vecinos y no vecinos… Aquí viene gente de todo tipo: hay una valla en la que se juntan para hacer botellón, empiezan también a fumar, y no me voy a meter en lo que fuman, pero me da mucho miedo de las cerillas y las colillas, porque las tiran, tenemos rejas, y si pasa algo no hay salida. Es un riesgo absoluto, y además lo mismo les dan las dos o las tres de la mañana, con el consiguiente ruido… Yo para dormir tengo que tomar pastillas, y mi amiga está con tratamiento”. La aludida lo confirma: “Sí, voy al psicólogo, porque me está afectando… Estoy de baja y con tratamiento: no descanso; tengo la tensión alta, que nunca la había tenido… No puedo vivir así”.

 

 

Las vecinas explican que desde la última vez que se pasaron a limpiar algo han pasado tres meses, y hace cuatro años ya de la última poda. El día que las visité estaban preparando pancartas en la asociación vecinal del barrio, La Unidad de Villaverde Este, que luego colgaron por la zona. Pocos días después pasaron a limpiar, “pero de una manera muy superficial, por ejemplo todos los excrementos de paloma siguen estando tal cual, y por supuesto no han dado respuesta a la cuestión de los árboles”, me explicaron. Por ello, el vecindario continuará sus protestas hasta que la barriada esté como es debido, y nosotros seguiremos informando.

 

AMo Ruiz Administrador fincaas

Últimas

¿Info qué?… ‘Infoxicación’

Vivimos en una época en la que la información...

La Administración registra 1.739 hechos de odio frente a las 57.000 agresiones denunciadas por personas LGTBI+ desde 2019

FELGTBI+. Según un informe de la Federación Estatal LGTBI+ presentado...

Ocho niñas y niños de Villaverde y Usera competirán en tenis de mesa en las Escoladas 2024

MADRID CTM. Cuatro niñas y cuatro niños de los distritos...

Prorrogado el programa municipal para prevenir la adicción a los juegos de azar en adolescentes y jóvenes

PRENSA AYTO. El nuevo contrato, con una duración de tres...

Más noticias

¿Info qué?… ‘Infoxicación’

Vivimos en una época en la que la información...

La Administración registra 1.739 hechos de odio frente a las 57.000 agresiones denunciadas por personas LGTBI+ desde 2019

FELGTBI+. Según un informe de la Federación Estatal LGTBI+ presentado...

Ocho niñas y niños de Villaverde y Usera competirán en tenis de mesa en las Escoladas 2024

MADRID CTM. Cuatro niñas y cuatro niños de los distritos...

Prorrogado el programa municipal para prevenir la adicción a los juegos de azar en adolescentes y jóvenes

PRENSA AYTO. El nuevo contrato, con una duración de tres...