Últimas noticias

La Nave, un espacio para mejorar la vida de la ciudad y sus habitantes

Anuncios
ROBERTO BLANCO TOMÁS

Entramos en este centro, ubicado en nuestro distrito y dedicado a la innovación, el emprendimiento y la tecnología, para conocerlo mejor

La Nave (C/ Cifuentes, 5), antigua fábrica de ascensores construida en los años cuarenta por la empresa Boetticher y Navarro, es uno de los edificios más representativos de nuestro distrito por su singularidad, sus dimensiones y por constituir un vestigio de la añorada época de apogeo industrial de Villaverde. Mantuvo su uso inicial hasta 1992, y durante décadas su aprovechamiento ha sido una de las reivindicaciones vecinales históricas. Finalmente rehabilitada, en 2017 inicia una nueva fase como equipación pública dedicada a la innovación, el emprendimiento y la difusión y formación en tecnologías.

La Nave
Proyecto de La Nave trabajando en su contenedor. LA NAVE

Para conocerla mejor, a mediados de febrero me acerqué por allí, recibiéndome muy amablemente Azucena Elbaile (directora de La Nave) y Jorge Cartagena (responsable de comunicación), que me ofrecieron un interesante paseo por las instalaciones explicándome en detalle todo lo que allí se hace. Y debo decir que si ya resulta espectacular por fuera, el interior no lo es menos, con sus cinco espacios diferenciados: la gran nave central para eventos, las aulas, el auditorio, la torre y los contenedores (en los dos últimos tienen su oficina y desarrollan su actividad las startups residentes). Cada mes ofrecen una visita guiada (“Conoce La Nave”) para todas aquellas personas que quieran apuntarse a dicha actividad, que recomiendo decididamente.

‘Es el centro
de innovación del ayuntamiento,

que busca soluciones para mejorar la vida de la ciudad’

“La Nave es el centro de innovación del Ayuntamiento de Madrid que busca soluciones para mejorar la vida de la ciudad de Madrid y de sus ciudadanos”, define la instalación su directora. Un espacio de 13.000 metros cuadrados donde se realizan un montón de actividades organizadas en tres tipologías principales: “La Nave Forma”, “La Nave Acelera” y “La Nave Conecta”.

Forma, acelera y conecta

“La Nave Forma” engloba formaciones de todo tipo en cuanto a duración (desde charlas de media hora hasta programas de seis meses o un curso entero) y formato (charla, taller, curso, máster, mesa redonda, concurso de ideas…), diseñadas en función de la actividad, abiertas y gratuitas, para adquirir y ampliar conocimientos. “Hay muchísimas actividades adaptadas a todas las edades, desde niños o adolescentes hasta gente mayor. Las hacemos todas las semanas y abarcan desde desarrollar tu CV o mejorar habilidades relacionadas con la empleabilidad hasta aprender herramientas, descubrir y perfeccionar conocimientos en nuevas tecnologías y un sinfín de cosas”, nos dice la directora.

LA NAVE
Evento en nave central. LA NAVE

En el apartado de “La Nave Acelera” se ayuda a empresas “desde su etapa más incipiente de maduración hasta la que denominamos ‘escalado’, en la que se pretende alcanzar un nuevo mercado, un nuevo país, lanzar un nuevo producto”, explica Azucena. Continúa Jorge: “Con la evolución del proyecto hemos visto la necesidad de cubrir toda esa formación que necesitan los emprendedores en las distintas fases de madurez del proyecto. En su momento empezamos con el programa de aceleración, pero ahora tenemos toda una serie de programas que abarcan desde el que no tiene ni idea ni de lo que es el emprendimiento, el que ya lo sabe y tiene una idea pero no sabe por dónde empezar, luego el de aceleración, el escalado, otro programa para internacionalizar La Nave y traer startups especialmente de Latinoamérica… Al final, la clave de esta parte es que tenemos programas de emprendimiento gratuitos sea cual sea la fase de madurez de un proyecto de emprendimiento y sea cual sea el estado en el que estás. Y otra clave que nos diferencia como espacio de innovación urbana es que aquí buscamos ‘generar ecosistema’, esto es, atraer a todos: al que tiene una idea, al emprendedor, al que ha montado ya tres empresas, al inversor, a instituciones públicas a las que la solución que esté desarrollando la startup les pueda encajar, a grandes corporaciones que en vez de tener departamentos de I+D+i la buscan dentro de las startups… En definitiva, unir a todas las piezas del ecosistema, que encajen entre ellas y que se genere negocio. Esto no solo es un espacio: es un espacio donde juntamos a los actores y pasan muchas cosas”. Como detalle llamativo, La Nave también tiene en este apartado programas específicos para los colegios, en los que los chavales refuerzan habilidades como hablar en público, presentar un proyecto, trabajar en equipo…

‘No solo es un espacio:
es todo un ecosistema,
en el que pasan muchas cosas’

En el tercer bloque, “La Nave Conecta”, se persiguen diferentes objetivos. “Por un lado, entre las empresas aquí alojadas, que trabajen entre ellas y colaboren para lanzar proyectos conjuntos. Además queremos que la ciudadanía en general venga a visitarnos y conozca La Nave. Y también todas las ferias de empleo que organizamos y los encuentros entre empresas que están aquí y buscan gente para trabajar. Organizamos asimismo desayunos con empresas, y por supuesto los grandes eventos”, enumera Azucena.

Todo lo que se hace en La Nave está organizado en torno a seis “verticales” o áreas temáticas: Sostenibilidad, Bioeconomía y Economía Circular; Smartcities y Movilidad; Salud y Biotecnología; Educación Tecnológica; Fintech e Insurtech; y Retail, Hostelería y Turismo. Cada mes hay una semana temática, y las actividades de esa semana están centradas en alguna de las verticales. En la programación se tienen en cuenta todos los públicos: estudiantes, ciudadanos, profesionales de la materia, empresas…

Cifras

En cifras, la directora nos ilustra la actividad de esta instalación desde el inicio de la misma, en octubre de 2017: “Hemos realizado más de 5.000 actividades, por las que han pasado más de 300.000 personas. Hemos formado a casi 70.000. El ecosistema de La Nave lo forman unos 1.500 miembros aproximadamente, las empresas que hay aquí han levantado 12.600.000€ en financiación e inversión, hemos generado casi 300 puestos de trabajo… En cuanto a las empresas, actualmente viven 50 aquí, pero dentro de los programas hemos acelerado a 745 proyectos en diferentes niveles de madurez”.

Me intereso por cómo pueden aprovechar los vecinos este servicio, y Azucena me ilustra: “lanzamos convocatorias de forma continua para las diferentes actividades y programas, que se pueden ver en nuestra página web, y siempre recomendamos que en ella se suscriban a nuestro boletín, donde todos los meses mandamos los programas que hay, lo que se va a lanzar. De esa forma ya sabes lo siguiente que viene, y entonces simplemente te tienes que apuntar. Si quieres acceder a un programa, se evalúa tu proyecto y se comprueba si encaja. Valoramos caso a caso e intentamos que no se pierda nada: si no encajas en el programa de aceleración no te rechazamos directamente, sino que te ofrecemos otra alternativa más acorde con tu situación. Obviamente hay proyectos que no encajan porque no tienen nada que ver con lo que se trabaja aquí o incluso porque haya alguna necesidad a la que no podamos dar servicio, pero entonces les ponemos en contacto con otro lugar en el que sí se lo puedan proporcionar”.

Desde octubre de 2017
se han realizado
más de 5.000 actividades

“Una vez que un proyecto entra en el programa, tiene varios beneficios —continúa la directora—. El más visible es el espacio: si quieres tienes aquí una oficina, pero no es imprescindible, ya que puedes seguir en la tuya y pertenecer a la comunidad, lo que te da acceso a todo el programa formativo que tenemos y también a una persona que te va a acompañar durante todo el proceso y te va a ayudar a crecer. Asimismo tienes acceso a toda la bolsa de inversores con la que contamos, a las sesiones de speed networking, a servicios como despachos legales, asesoría… En definitiva, a todo el beneficio que te reporta ser miembro de una comunidad”.

Las asociaciones, entidades o colectivos diversos tienen también la posibilidad de utilizar los espacios de La Nave, siempre que sea para actividades relacionadas con innovación, tecnología y emprendimiento. Simplemente tienen que entrar en la web y rellenar el formulario o escribir a info@lanavemadrid.com. Recibirán un enlace para cumplimentar información, “lo evaluamos y si hay espacio en esa fecha y la actividad encaja con los objetivos de La Nave podrán acceder a estos espacios. Cuando las actividades no son masivas (que quepan en un aula y no precisen del auditorio o la nave central) es totalmente gratuito”, explica Azucena, que invita al vecindario a conocer y aprovechar las posibilidades de este recurso de nuestro Distrito: “La Nave está abierta al barrio, y estaremos encantados de recibirles, ayudarles en su formación y en el crecimiento de su carrera profesional”.

MÁS INFORMACIÓN Y CONTACTO

AMo Ruiz Administrador fincaas

Últimas

‘La poesía te enseña a conocerte mejor’

Feli Martínez, presidenta de AMIFIVI y escritora, acaba de...

El personal del 12 de Octubre reclama su derecho a conciliación familiar

Siguen las protestas en la puerta principal de la...

Verano en los centros municipales de mayores de Villaverde

CENTROS MUNICIPALES DE MAYORES VILLAVERDE. Se acerca el calor, aunque...

Lo que nunca nos contaron

MIRIAM GARCÍA SANTAMARÍA. Lo que nunca nos contaron, y para...

Más noticias

‘La poesía te enseña a conocerte mejor’

Feli Martínez, presidenta de AMIFIVI y escritora, acaba de...

El personal del 12 de Octubre reclama su derecho a conciliación familiar

Siguen las protestas en la puerta principal de la...

Verano en los centros municipales de mayores de Villaverde

CENTROS MUNICIPALES DE MAYORES VILLAVERDE. Se acerca el calor, aunque...

Lo que nunca nos contaron

MIRIAM GARCÍA SANTAMARÍA. Lo que nunca nos contaron, y para...

DIÁLOGOS SOBRE EL BIENESTAR: EL CONSUMO DE PSICOFÁRMACOS

DIÁLOGOS SOBRE EL BIENESTAR: EL CONSUMO DE PSICOFÁRMACOS Más información...