Últimas noticias

Ningún vecino sin medicinas

Anuncios

Incofarmacia, el proyecto de ayuda a personas que no pueden costear sus tratamientos prescritos por un facultativo impulsado por la A.V. La Incolora, atraviesa un momento complicado. Javier Cuenca, presidente de la asociación vecinal, nos explica la situación

ROBERTO BLANCO TOMÁS

Incofarmacia es un proyecto solidario —como lo define la Asociación Vecinal La Incolora, promotora del mismo— desarrollado con el fin de “ayudar a aquellas personas en situación precaria que no pueden costear los medicamentos que les ha prescrito un facultativo, y que les permitiría seguir el tratamiento necesario para curarse o aliviar los síntomas de su enfermedad, cubriendo así un hueco al que, de momento, no están atendiendo las Administraciones competentes”. Nacido ante el escenario creado por la irrupción de la pandemia, la persistencia de la necesidad que atiende ha requerido su mantenimiento hasta la fecha.

Evidentemente, esto supone un gran esfuerzo sostenido, doblemente meritorio en distritos como en nuestro, en los que no sobra nada. Así, en el último de los informes publicados en su web, con fecha del 12 de enero, la asociación anunciaba: “Después de 14 meses de funcionamiento, Incofarmacia atraviesa un momento complicado a nivel económico: los fondos se acaban y las personas que se han beneficiado de este apoyo podrían quedarse sin la ayuda para comprar la medicación que necesitan. Ahora mismo, nos hemos visto obligados a parar y buscar fórmulas para dar un impulso a la financiación. Después de poner en marcha algunas medidas a corto plazo, veremos si logramos incrementar los ingresos lo suficiente para poder continuar durante algún tiempo más o si, definitivamente, tenemos que dar el proyecto por terminado”.

Para conocer mejor la situación actual del mismo, hemos hablado con Javier Cuenca, presidente de la asociación vecinal, que actualmente desempeña también el cargo de vicepresidente de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid.

Javier, ¿qué es Incofarmacia?

A todas las actividades o grupos de trabajo que creamos dentro de la asociación les ponemos el prefijo “Inco” de Incolora, que es el nombre de nuestra asociación. Y lo de “farmacia” es porque se trata de un recurso destinado exclusivamente a conseguir medicinas para personas que no pueden costeárselas.

Al principio de la pandemia y coincidiendo con el estado de alarma que nos llevó a un confinamiento total en marzo del 2020, las asociaciones vecinales, junto a otros colectivos de los barrios de Madrid, creamos unas redes de apoyo vecinales en las que nuestra asociación estuvo participando desde el principio, y en los primeros días fuimos capaces de gestionar la entrega de alimentos para las familias más vulnerables. La alimentación quizás sea lo más inmediato, pero en el reparto de esas comidas y con el paso de los días pudimos constatar que las personas que a nosotros se acercaban tenían otras necesidades. El trato directo con ellas nos permitió conocer lo duro y difícil que es el día a día de las personas sin recursos y qué fino es el umbral que de ellas nos separa.

Nos llamó poderosamente la atención que había personas que, estando diagnosticadas con enfermedades crónicas, tenían que prescindir de los tratamientos prescritos por sus médicos, lo que evidentemente les ponía en riesgo de manera directa y provocándoles problemas serios de salud. Otras de esas personas solo necesitaban una ayuda puntual por algún fármaco recetado, pero tanto unos como otros se tenían que plantear el dejar de comprar sus medicinas para poder dedicar ese dinero a otros pagos ineludibles, como la vivienda, los suministros o la alimentación.

Ante esa tesitura, decidimos crear un fondo de dinero destinado solo a costear las medicinas de quienes las necesitaban. Para eso precisábamos también de la colaboración de una farmacia del barrio. En nuestro caso, nos acercamos a hablar con la que hay en la calle del Sargento Barriga, la Farmacia Pérez Romero. La acogida de la idea fue inmediata, y se han hecho imprescindibles para nosotros, porque nos han facilitado todo desde el primer momento. Otra colaboración sin la que no podíamos haber hecho nada es la de la trabajadora social del ambulatorio de San Andrés. Ella es la que nos hace el cribado de las personas que nos necesitan.

El proyecto surge para responder a una necesidad en un momento concreto, ¿qué os decide a mantenerlo en el tiempo?

Así es, nadie sabía cuánto tiempo iba a tener de duración está pandemia, pero independientemente de ella existen problemas en la sociedad que están asociados a lo laboral y personal y que, aunque la situación sanitaria ha venido para agravarlos, ya existían de antes. Cuando te relacionas con personas es muy difícil separar lo que nos une: a quienes estamos ayudando son nuestros vecinos y vecinas, y a día de hoy ya forman parte de nuestra asociación. Nos cuesta darles la espalda en estos momentos aun sabiendo que quienes realmente son responsables de su bienestar son las distintas Administraciones.

¿Cómo ha sido la evolución del proyecto hasta la fecha?

En los primeros meses, con el grado de concienciación que había, el ingreso de donativos era frecuente y la gente estaba más receptiva a nuestras campañas. No olvidemos que estos proyectos solo funcionan con la aportación de personas que quieren poner su granito de arena: la asociación no posee fondos para hacer posible el mantenimiento de un gasto extra. Como asociación, tenemos que seguir sufragando nuestros propios gastos, por lo que tuvimos que crear una contabilidad paralela destinada en exclusiva a este proyecto.

Cuando hemos visto flojear la hucha, hemos vuelto a insistir en redes y hemos buscado el apoyo de la prensa: solo lo que se visibiliza existe. Hemos intentado buscar también vías alternativas de financiación acudiendo a las obras sociales de algunas entidades bancarias, pero éstas parecen estar solo destinadas a grandes ONG y no a asociaciones de barrio como la nuestra.

¿Cómo puede el vecindario colaborar con Incofarmacia?

Quizá lo más sencillo sea facilitar un número de cuenta, que por supuesto lo daremos para que podamos recibir donativos, pero igualmente importante es participar activamente en la asociación. “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”, decía Eduardo Galeano. Puede que a quien esté leyendo estas líneas en estos momentos se le ocurra algo que hasta ahora a nosotros no se nos ha ocurrido. Aun así, os facilitamos el número de cuenta de la asociación [ver recuadro]. Por favor, no olvidéis indicar en el concepto que es ayuda para Incofarmacia. 

¿Quieres enviar algún mensaje directo a los lectores?

Como asociación vecinal, nos mueve la solidaridad. El saber que hay familias y personas que lo están pasando mal a nuestro alrededor saca nuestro lado más humano, redoblamos esfuerzos e intentamos ayudar en la medida de nuestras posibilidades, pero somos conscientes de que lo que se hace desde la sociedad civil organizada es algo coyuntural y de urgencia que debería poner sobre aviso a las distintas Administraciones para que actúen. Hacer una revisión de a qué se está destinando el dinero público debería ser en estos casos algo urgente: hablamos de salud, una salud que se ve mermada si las condiciones sociales que acompañan a las personas son malas. Esto lo saben bien desde la Atención Primaria, ésa que lleva sufriendo años de recortes, pero que es la más cercana al paciente. No tener trabajo conlleva no tener una vivienda en condiciones ni una alimentación equilibrada, y esto en definitiva desencadena una merma en la calidad de vida. Con este proyecto, que esperamos tenga continuidad, nuestra asociación contribuirá a que estas personas al menos no pierdan la esperanza en sus vecinos.

Quien esté interesado en este proyecto y quiera conocer más en profundidad todo lo que hemos hecho hasta ahora puede visitar nuestra página web, donde hemos ido subiendo los informes de todo lo realizado.

Apoyo y más información

Número de cuenta para apoyar económicamente el proyecto (recordad indicar en el concepto “ayuda para Incofarmacia”): Ibercaja ES43 2085 9291 5203 3035 4851.

INFORMACIÓN DEL PROYECTO, con todos los informes del mismo hasta la fecha.
CONTACTO: info@incolora.org

Incofarmacia

AMo Ruiz Administrador fincaas

Últimas

ITS = sexo no seguro

Que hay un aumento en las cifras de infecciones...

Consejos de ciberseguridad para tus vacaciones

Llegan las vacaciones de verano, y con ellas el...

Las diarreas en verano

La diarrea es un motivo de consulta médica muy...

Cines de verano en Villaverde, ¿por qué no?

Ya está el verano y no, no hay cine...

Más noticias

ITS = sexo no seguro

Que hay un aumento en las cifras de infecciones...

¡Ven al cine con nosotras, queda una plaza!

¡Ven al cine con nosotras, queda una plaza! CLUB DE...

Consejos de ciberseguridad para tus vacaciones

Llegan las vacaciones de verano, y con ellas el...

Las diarreas en verano

La diarrea es un motivo de consulta médica muy...

Cines de verano en Villaverde, ¿por qué no?

Ya está el verano y no, no hay cine...

¡Ven al cine con nosotras, queda una plaza!

¡Ven al cine con nosotras, queda una plaza! CLUB DE CINE "LAS CHICAS DEL CELULOIDE" 📆Lunes 22 de julio ⏰16:45 Inscripciones en: ☎ 917109713 📧 caimujercc@madrid.es #EspaciosdeIgualdad #Villaverde (Feed generated with FetchRSS)